Todo comenzó como un viaje solitario hace 10 años. Cual marinero, él se embarcó con su creatividad y sus colores bajo el brazo en aquella aventura de vivir de los dibujos. De a poco logró recorrer varias islas en las que conoció a otros feroces marineros con maravillosos talentos.

Vengo a que construyamos un barco más grande juntos. Vengo a que lleguemos tan lejos como los sueños nos lleven. Vengo para que, con su ayuda y conocimiento, pintemos el mundo de colores– les dijo mientras estaba de pie en un viejo cofre a medio enterrar en la arena.

En aquella playa se embarcó una diseñadora industrial con mucho conocimiento en el manejo de grandes embarcaciones. También, desde babor, saltó una joven rubia de piel blanca que decía conocer extraños objetos para enviar mensajes de forma instantánea a cualquier lugar del mundo y, entonces, se le encargó a ella las velas.

También allí encontró a una pequeña tribu asentada en la orilla que cargaba cajas llenas de libros extraños que, en vez de papel por hojas, tenían imágenes coloridas a las que llamaban páginas web. Les pidió que le ayudaran a forjar un nuevo mascarón de proa, más ágil, más detallado; uno que los representara a todos.

Una joven de grandes lentes observaba todo desde una escotilla y, mientras los oía crear, tomaba notas e inventaba cuentos con sus extrañas palabras. Al ser descubierta, se le invitó a usar su talento para convertir las imágenes en prosa y crear nuevos mapas.

Zarparon juntos en ese barco construido por todos y, hoy, recorren el mundo contando historias, coloreando, tomando fotos y dejando, a su paso, sonrisas y nuevas aldeas fundadas.

¿Necesitas una cotización?

Escríbenos

hello@morphart.co

Teléfono

350 5301939

Cotizar

Escríbenos

hello@morphart.co

Cotizar